miércoles, 11 de julio de 2007

Copa América - Semifinales. Día 2

México 0 vs Argentina 3
Argentina venció a méxico en un partido que tuvo su punto de quiebre con el gol de Heinze. Hasta allí era un partido con dos obsesionados con ser cuidadosos en el traslado del balón (pese a ello hubo perdidas increibles), primando el control de los mediocampos el partido fue de trámite lento. Tal vez México marcaba una pequeña superioridad y merecía la ventaja merced a su buena circulación de pelota y al buen primer tiempo que firmaron Guardado, Correa y la línea defensiva azteca.
El citado dominio solamente era profundo lastimaba a la albicleste cuando Nery Castillo se metía en el partido y hacía punzante a su equipo con sus filosos regates. Andrés Guardado hizo temblar el palo derecho de Abondanzieri y los merecimeintos de los de Hugo Sánchez comenzaban a
ser cada vez más evidentes.
Argentina por su parte con un libreto parecido al mexicano (ataques lentos, control de balón, y presió de sus delanteros para recuperar) no lograba encauzar el partido y debido a las imprecisiones de sus volantes, sobre todo Verón, y a las faltas tácticas, a las cuales México apeló como sistema defensivo, la Albiceleste no lo lograba imponer su ritmo con la facilidad de encuentros anteriores.
El partido se rompió, hizo crack, sobre el final del primer tiempo cuando Heinze maximizó un error de la defensa mexicana, en el que Sanchéz se lleva las culpas injustamente, conectando a la red un tiro libre ejecutado por Riquelme.
México acusó el golpe y el segundo tiempo lo mostró caído, chato, con menos fuerza que en la etapa inicial; los de Sánchez parecieron en ese momento sentirse victimas de un halo negativo que los rodea en cada enfrentamiente frente a Argentina y en ese desconcienrto andaban cuando Messi decidió que era hora de liquidar el pleito. Y Lionel apuntó a la yugular, presentó definitivamente credenciales a mejor jugador de la copa en una definición digna de un crack; se escapó y entró al área desde la derecha, allí ahorró un tiempo donde no lo había, le ganó ese milisegundo a Sánchez que fue vital y definió por encima de un arquero que vió el balón caer a sus espaldas en un vuelo lento, lacerante, fatal para las aspiraciones mexicanas.
Pronto un penal muy dudoso que Chandía le dió a Riquelmel para que anote su quinto gol en la copa sentenció el partido. El resto estuvo de más, seguimos asistiendo a un fenomenal despliegue de Mascherano y a la circulación de pelota de un mediocampo que ajustó sus tuercas, en especial el mencionado Verón, y que terminó cuajando una muy buena performance.
Fueron Messi y la impericia a la hora de definir quienes pusieron a México en el partido por el tercer puesto. Allí empezó otro partido, Argentina llegó a donde quería y contra quien quería, le sobran argumentos para vencer a Brasil y alzarse con un tan ansiada titulo internacional.
La gran Copa América Venezuela 2007 tiene la final que se merece con un clásico histórico que tiene un claro favorito pero Brasil siempre es de cuidado, incluso con esta versión descafeinada, la selección brasilera tiene talento para ganar a cualquiera.

8 comentarios:

Pablo dijo...

¡Que barbaridad el gol de Messi! Aunque hubiese fallado, yo ya le hubiese aplaudido la intención. Lo normal, en esas circunstancias es romperla o buscar el palo, Messi hizo la más difícil y le salió ¿Por qué? Porque es un crack.

Kerlon dijo...

Puff que hermoso fue su gol. Como dijo Basile, tendrían que cerrar el campo.
Saludos

zaragocista dijo...

Obviamente el gol de Messi tapó el resto del partido, que tuvo a Argentina dominante, aunque México creó su peligro. Final justa para Argentina.

leoblanco dijo...

Concuerdo que el gol de Heinze terminó de inclinar la balanza en un partido muy parejo en el PT. El gol de Messi confirmó que es el único jugador "distinto" que tiene el fútbol argentino. Muy bueno Santi.

FUGAZI dijo...

¡Al Fin volvió CUADERNOS DEL BALÓN! Extrañaba tu blog. Messi, un grosso. Saludos

CALIGULA dijo...

De acuerdo en general con tu vision. El trabajo de Veron no es facil de ver, pero es importantisimo y cabe mencionar que su despliegue y su precision siguen en pie.
El partido estaba parejo, pero Mexico solo llego 2 veces: 1 por error de Riquelme y otra porque Mascherano estaba desubicado.
Nos espera una final calentita.

Saludos.

NoTe dijo...

s bueno lo que marca Calígula del desempeño de Verón. A tenerlo en cuenta y precisamente no se lleva los flashes. Pero se lo merece.

Alejandro González dijo...

Nueva web de fútbol: www.futboldelgueno.blogspot.com
Espero que pongas un enlace en tu web, yo te lo pondré en la mía!